El momento en el que se logra perder la vergüenza, la dureza de la industria cinematográfica en Los Ángeles, o el valor de una entrañable amistad son algunas de las piezas que componen The Disaster Artist. El film dirigido e interpretado por James Franco muestra el fenómeno de cómo una de las peores películas de la historia, logra convertirse en una gran obra de arte.

Nominada a los Oscar por el mejor guion adaptado, The Disaster Artist destapa el misterio de la excéntrica figura de Tommy Wiseau y de la realización de su película The Room, descrita como la mejor peor película de la historia. Las nefastas interpretaciones de los actores, las historias secundarias cuyo final nunca se llega a saber, y la imposible mezcla de planos hizo que este largometraje destinado a ser un drama se convirtiera en una comedia de culto.

The disaster artist james franco tommy wiseau11

Sin embargo y a pesar del exagerado egocentrismo de Tommy Wiseau, James Franco afronta la película con ojos de admirador hacia este personaje, protagonizando al propio Tommy de manera muy real. Realiza una interpretación sensible al mismo tiempo que juega con esa parte turbia de la figura de Wiseau. Refuerza su parte auténtica como persona que no le gusta guardarse nada dentro y que persigue su sueño aun cuando siente que se ha quedado sin oportunidades.

The disaster artist james franco tommy wiseau10

Increíbles también los actores secundarios, grupo habitual de colaboradores de James Franco. Greg Sestero, amigo intachable de Tommy Wiseau es interpretado por su hermano, Dave Franco. La química se transmite a través de la pantalla, consiguen contagiar al espectador de esa energía tan especial que hay entre los dos protagonistas. Juliette Danielle, Seth Rogen o Zac Efron también contribuyen a que la esencia de The Room se perciba de una forma muy cercana.

The disaster artist james franco tommy wiseau9

James Franco consigue un balance perfecto entre la burla y el respeto, que de la peor película de la historia se saque otra como The Disaster Artist resulta cautivador.